[ portada ]

 

 

Mujeres en el Éxodo: ¿es urgente el “empowerment” de las mujeres puertorriqueñas en la era pos-trabajo?[1]

 

Vanessa Vera Collazo

 

 

Derechos Reservados (c) 2002

 

“La ausencia de trabajo que se está aproximando a pasos agigantados puede llegar antes de que la sociedad  tenga el tiempo suficiente, tanto para debatir sus importantes consecuencias como para prepararse plenamente frente a su impacto generalizado”  (Rifkin,1996;198).

  

     En visto de la situación actual del Mercado Laboral en Puerto Rico y la composición actual del sector de mujeres trabajadoras con poca o ninguna escolaridad, nace la inquietud de abordar  el fenómeno que he denominado: ÉXODO DE MUJERES.  Con esto me refiero, a una gran cantidad de mujeres que han sido desplazadas del Mercado Laboral dada las transformaciones de la Economía de Mercado Actual.[2]  Esto viene siendo un factor más para el desempleo rampante que desde los 70’s se está evidenciado.  Las empresas estan cerrando sus operaciones en países como Puerto Rico, ya que andan buscando mano de obra más barata[3]. Sin duda alguna, el tipo de trabajo que escasea es propio del Capitalismo Industrial.[4]

Parto de esta premisa, ya que a mi juicio dentro de la era que nos vaticina, la era de pos-trabajo[5], se hace urgente problematizar las condiciones del “trabajo” construido por la Modernidad.  En este artículo, expondré como las consecuencias del pos-trabajo y/o automatización y desarrollo tecnológico, están impactando específicamente en el desplazamiento laboral de mujeres con menores índices de escolaridad y la urgencia de  empoderarlas.  Según Ceres (1994): “el leve aumento en el empleo global de mujeres observado entre 1950 y 1990 ha sido, fundamentalmente, el incremento en los empleos de servicios profesionales, de administración, de trabajo de oficina y de ventas”.[6] 

Ahora bien, mientras fueron aumentando los puestos de empleo dentro de las categorías anteriormente citadas, el empleo manufacturero ha descendido a consecuencia del aumento en la productividad y la fuga de industrias de esta índole (Gómez, 2001). A su vez, dejando sin oportunidades de empleo a una mayoría de la población, sobretodo a trabajadoras de menor índice de escolaridad (CERES,1994).  Sin embargo, esto no resta que las tendencias económicas y estatales han incidido también dentro de otras mujeres trabajadoras con mayores niveles de escolaridad.  Las mismas reflejan una baja en empleos de servicios, contrario a lo que presentaban desde los 50’s hasta los 90’s.  La privatización y la automatización de los servicios en el trabajo de oficina, así como la reorganización administrativa han eliminado posiciones descalificadas abiertas [VGC1]a las mujeres (puestos de trabajo que no necesariamente requieren niveles superiores e educación) , manteniendo mayores posiciones de jerarquía y control burocrático en puestos tradicionalmente ocupados por hombres (Id , 1994).

En este sentido, denoto que no sólo se desfavorecen los sectores de empleo manufacturero, sino también se refleja en ocupaciones con niveles de escolaridad más altos.  Hago la apertura compleja, por que no intento reducir un sector del otro.  Pero, resalto la idea que me interesa abordar específicamente la problemática de mujeres trabajadoras con poco o ningún nivel de escolaridad.  ¿por qué?  Entiendo que los tipos de empleo que realiza este sector son cada vez menos requeridos como estrategia de acumulación [VGC2](CERES, 1994).  También, por que las mujeres en su gran mayoría han asumido el grueso de la carga familiar y muchos de los costos sociales que ha traído aparejados los grandes cambios provocados por la Globalización[VGC3] de la Economía .  En suma a esto, el caso actual de Puerto Rico denota un creciente auge de cierre de fábricas de capital externo específicamente en industrias de manufactura (Gómez, 2001). [7]

En fin, me interpela reflexionar ante toda la situación tan llena de incertidumbres en cuánto a lo que depara como oportunidades de “trabajo” asalariado.  García (2001) señala que los “nuevos trabajos” en su mayoría son temporeros, parciales y unos pocos a tiempo completo:  ofreciendo menos remuneración y beneficios marginales en contraste con los que se ofrecían antes.[8]  Entonces…  ¿Qué se puede hacer desde la Psicología?  ¿Reflexionar solamente acerca de como la noción “trabajo” se perfila en la sociedad actual como valor y ética?  ¿Plantear una pos-ética del “trabajo”?  Re-planteo…  ¿Es urgente el “empowerment” de las mujeres puertorriqueñas en la era pos-trabajo?  ¿ De esa forma estarían preparadas para abordar nuevos campos de actividad?  Veremos…

Construcción y Transformación de la noción “trabajo”

Antes de abordar la tesis central del artículo, navegaremos a través de la noción “trabajo” según el momento histórico que le comprende.  El concepto “trabajo” dada la amplitud y complejidad que le define como categoría socio-económica, se ubica y transforma a través de la historia en diferentes formas.  Me explico, la forma de trabajar comprendida por la 'Modernidad' no es similar a la entendida por la del 'Feudalismo'.  Así sucesivamente, la forma de trabajar en el Capitalismo de Libre Comercio es disímil a la del Capitalismo Financiero.

El hilo conductor que dirigirá esta exploración, partirá brevemente definiendo que lo que nosotros/as conocemos como"trabajo"es una invención de la 'Modernidad' [9] (Gorz, 1995;  25).  Esta noción de "trabajo", para nada, se confunde con las tareas repetidas día por día, que son necesarias para la sobrevivencia y apertura de nosotros/as como seres humanos.  Definitivamente, este "trabajar"no implica en “ esencia ”  al tipo de "trabajo conocido, en otras palabras:  al "trabajo" propio del Capitalismo Industrial.  Tampoco es "trabajo" creativo , de auto-producción, este "nuevo trabajo"es característica esencial de la esfera pública, es decir : "el demandado, definido, y reconocido como útil por otros y, como tal remunerado por  ellos/as"  (Id,1995; 26).  La sociedad industrial que definió y aún define este tipo de trabajo, se autodetermina sociedad de trabajadores; haciendo a la vez distinción de otros que le han precedido. 

Si bien tomamos este tipo de trabajo fecundado por la sociedad industrial, los amigos de la Era Antigua opinarían que esas formas de producir y reproducir son maneras de ocupación servil que de por sí son excluyentes.  Según estos, era someterse a la esclavitud, ya que " trabajar como manera de susbsistencia era someterse a la necesidad"(Gorz,1995; 26 ).  La cita siguiente demuestra el sentir de la sociedad de esa época:

       "el hombre libre se niega a someterse a la necesidad: domina su cuerpo con el fin de no ser esclavo de loque él no domina, es decir, para segurar su independencia" (Id, 1995 ; 27)

Por último, el autor señala que la "idea misma del trabajador era inconcebible en este contexto".   Recalca que condena a la servidumbre y a la reclusión en la domesticidad, lejos de representar una identidad social, definía la existencia privada y excluía el dominio público a aquellos/as que estaban sometidos a el[10].  Esto anterior representa, una forma disímil y a veces increíble de concebir la idea del 'trabajo"y de su función en la sociedad.

El capitalismo fabril denota la llegada de la idea contemporánea del "trabajo".  Anterior a esta época , entiendo que en el feudalismo, el término "trabajo" se designaba al esfuerzo de los siervos y los jornaleros que producían y servían los bienes de consumo que exige el día a día sin dejar nunca de ser obtenidos.  No era como el caso de los 'artesanos', los mismos se les pagaba por su obra, también eran protegidos por sindicatos profesionales prescribiendo toda innovación y todas formas de competencia (Gorz,1995). Para García (1995 ; 74) el artesano era el principal productor, científico y técnico.  Ligaba el conocimiento técnico y científico de su época mediante la práctica de su oficio (Id, 1995; 74 ).  Su formación era compleja, conocía de matemáticas, álgebra, geometría, trigonometría, manejaba las herramientas del oficio, dibujaba y conocía de ciencias físicas (García, 1995).  Lo anterior demuestra una formación diaria entre la ciencia y el trabajo; es decir entre el trabajo intelectual y el trabajo manual.  Según esta autora (p.76): "durante esa época se crearon en varias comunidades de tejedores ingleses algunos centros de ciencia y cultura". [11] Por tanto, y como recalqué anteriormente no existía una separación entre lo que se pensaba y se ejecutaba manualmente.  La dualidad del conocer y el hacer no era receta, ni estrategia del "trabajo" y/u obra artesanal de ese momento histórico.

Sin embargo, según esta autora en la ' Modernidad'  la ciencia  abrió el camino de la industrialización   Surge la administración científica y los artesanos fueron perdiendo el dominio de sus oficios;  acercándose incisivamente las nuevas condiciones de producción.  La Revolución Industrial puso en funcionamiento las maquinarias, paralelamente,  la ciencia se puso al servicio de las nuevas industrias y los capitalistas; se disiparon las antiguas relaciones de la época feudal.  La ciencia se convirtió en herramienta para que las industrias se desarrollaran. Añade a esto García (1995; 33): "que a finales del siglo XIX se estableció una estructura científica en las universidades, industrias y en los gobiernos”.  Esta revolución integró la ciencia y la ingeneiría a la producción ordinaria.  La ciencia se sirve al Estado, transformando formas antiguas de "trabajo" que dependían enormemente del esfuerzo de los humanos y animales; por máquinas y trabajadores asalariados.

Durante la primera mitad del siglo XX el sistema de producción Taylorista arranca como manifiesto de forma de trabajo.  Este sistema fue inventado por Frederick Taylor (ingeniero, inventor, publicista, y el padre de la gerencia científica). Sus mayores innovaciones fueron la 'restricción del tiempo de descanso, el estudio y la regulación del tiempo por pieza y el salario por incentivos (García, 1995).  Por otro lado, separó el trabajo intelectual del manual.  El Taylorismo 'desarrolló y aplicó las teorías de Durheim y Weber de la división del trabajo y la racionalidad de las organizaciones'.  Las características fundamentales del Taylorismo son: (1) el proceso de trabajo independiente de las destrezas del trabajador ; (2) el control del trabajo tecnológico a través de la invención de un gerente; (3) la hiperdivisión del trabajo; (4) la sincronización de las formas de producción; (5) la separación del trabajo intelectual del manual y (b) la burocratización.  Este período se distinguió por 'una fuerza laboral general indiferenciada, adaptada a un sin número de tareas simples.  Creciendo a su vez el poder de la ciencia como agente de conocimiento, esta vez con la caracterización de la Gerencia. [12]  

A través de este período la noción "trabajo" se acerca paulatinamente a la ética de 'trabajo"  valorizada en nuestros tiempos, un "trabajo" como bien apunta 'Marx' : " que no produce nada para el/la que lo/a ejecuta y tampoco consume; en donde únicamente se produce y consume lo que la maquinaria social define en su conjunto" [13]  Esta "ética del trabajo" considera al mismo[14] como un deber moral , obligación social, y como el único pasaporte hacia el éxito personal.  Es importante señalar, que esta noción de “ trabajo” comienza a difundirse (en el helenismo de la última época), donde reconsideraba “ que el noble contenido de la propia conducta moral consistía justamente en sentir como un deber el cumplimiento de la tarea profesional en el mundo (Weber, 1955; 83-84).  Según el autor, esta idea es producto de la Reforma, principalmente de las prédicas de Lutero.  El pasaje del libro de el mismo (1955; 88) ilustra en detalle la concepción de trabajo infundida: 

     “el cumplimiento en el mundo de lo spropios deberes es el único medio de agradar a Dios, que eso, sólo eso, es lo que Dios quiere, y que, por lo tanto, toda profesión lícita posee ante Dios absolutamente el mismo valor”.

 Es menester indicar, cuánto un discurso religioso puede aportar a las ópticas de la noción “trabajo” y cuán a fin ha sido hacia la lógica del capitalismo.        

Anteriormente recalqué que con el Taylorismo se inició la conspiración avanzada de la ciencia y la técnica en las sociedades industriales en auge.  El Fordismo por su parte, aplica la concepción de la divisón lineal de Taylor, pero esta vez mecanizada.  Esta mecanización se conoce como la línea de ensamblaje[15] y la cadena de montaje.  En tanto el Fordismo como eje de la descalificación, automatizó la producción y determinó un tiempo preciso para x tareas, estandarizó la producción[16], flexibilizó la producción (equipo reutilizable y trabajadores multifuncionales), producción por oferta, igualdad de salarios y la extensión del trabajo fuera de la fábrica.  El sujeto del "trabajo" dentro de este entorno laboral transforma su rol dentro de una clase obrera, reduciendo alternativas en beneficio de los/as mismos/as.  El Fordismo hegemonizó nuevas normas de productividad y producción (Coriat, 1982), alejando al sujeto del marco rural y transfiriéndolo a grandes concentraciones urbanas e indusriales.

Apuntan algunos autores que el Fordismo sirvió de prototipo al modelo japonés, es decir, al Toyotismo .  Cuando me refiero a prototipo [17]parto de la premisa de las innovaciones tecnológicas que aportó el fordismo al toyotismo.  Según Williams y otros (1994) en García (1995;173) en el fordismo verán indicios de la flexibilidad, “ ya que la proporción de producción del Modelo T aumentó de manara considerable y el tiempo de trabajo disminuyó de modo drástico”.  En este caso, Ohno, el precursor del Toyotismo, retomó los conocimientos del Taylorismo y Fordismo adquiridos durante sus años en E.E.U.U. , para desarrollarlos en Japón, pero al revés; es decir: pensando al revés.  Según Coriat (1998), el Toyotismo fue un método que durante la década de los 50 afloró en Japón.[18]  Este modelo partió de dos pilares importantes: (1) la producción "justo a tiempo", y (2) la autoactivación de la producción.  El objetivo del modelo ohnista y/o toyotista es:  "producir a bajos precios pequeñas series de productos variados" (Coriat, 1998; 21).  Detrás de todo este panorama, Ohno centraba sus expectativas no en la producción de gran volumen sino de pequeño volumen.  El mismo entendía que la estandarización y la uniformidad del producto (representada por el Fordismo) no era conveniente, eficaz, ni productivo en un país de poca materia prima.  Por tanto , de ahí es que parte su idea de las "cero existencias" [19].  Según Ohno, "detrás de las cero existencias se encuentran las personas que produjeron las mismas[20] y el sobreequipo.  Dado esto, Ohno pensaba que si se hacía una reducción de ambos, la productividad de lo que se hacía (automóviles) iba a ser más eficaz y productiva.  Entonces, buscaría la producción internamente con trabajo flexible y asignando tareas diversas a un mismo trabajador. En resumidas, desespecializó a los profesionales para convertirlos en plurioperadores, en profesionales polivalentes y en trabajadores multifuncionales (García, 2001).  Contrario al Taylorismo y al Fordismo donde la tarea intelectual era segregada de la manual. 

Es importante hacer distinciones entre un modelo y otro, pero esto no quiere decir que un nuevo paradigma aplacará completamente el anterior.  Me explico, el hecho de que el "Toyotismo"[21] toma auge en diferentes países no orientales, no resta que las formas de producir del Fordismo y Taylorismo desaparecieran.  La lógica de la noción "trabajo" que presento, es para efectos de organización y entendimiento de lo que se ha construido como transformaciones continuas y discontinuas del mismo. 

A mediados de los 60's pocos/as eran concientes de importantes cambios que estaban llevándose a cabo en las prácticas japonesas (Toyotismo) , y que esto obligaría a las empresas a replantearse la forma de organizarse empresarialmente (Rifkin, 1996).   El Taylorismo entró en crisis y la electrónica jugó un papel importante en el taller.  Los niveles de beneficios de empresas nortamericanas descendieron un 6%, representando esto una baja en comparación con los años 60 (Rifkin, 1996).  El consumismo iba acrecentándose a pasos agigantados, de forma simultánea la competencia al Mercado[22]Americano aumentaba. Hubo reducción tanto en los beneficios empresariales como en los salarios de los trabajadores.  García (2001) señala que hubo una "innovación tecnológica que aceleró a milisegundos de diferencia las bandas transportadoras y las herramientas de las máquinas ".  Definitivamente, el posfordismo estaba haciendo de las suyas, ya que buscaba formas nuevas para recortar sus costos y mejorar sus participaciones y beneficios en el Mercado.  Se volvieron a las nuevas tecnologías de la información y de los ordenadores con la esperanza de incrementar la productividad en tiempos difíciles (Rifkin, 1996;120).  Haciendo a su vez el surgimiento de 2 paradigmas :  flexibilidad e integración (García, 2001).

Esto anterior hace apertura de la automatización de la producción y de la reingeniería al puesto de trabajo, formas nuevas de la organización-producción.  La óptica de las formas nuevas, desarrolla una producción racionalizada (ejecutada ya por los japoneses).  Rifkin (1996)  lo desarrolla detalladamente:

 "el fenómeno de la reingeniería obliga a una revisión completa y generalizada de cómo se realizan los negocios, y, a la vez, elimina mano de obra, lo que produce como consecuencia  inmediata la eliminación de millones de empleos y de cientos de categorías laborables. Eliminando puestos de trabajo no cualificados o semicualificados haciendo cada vez mas innecesarios y costosos" p.p. 131.

 En la emergente cultura de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, el "tiempo" es un factor crítico.  Las empresas que se carcterizan por viejas estructuras de organización no pueden tomar acción de forma lo suficientemente acalerada como para mantener el flujo de información que se requiere para que la empresa continúe en correcto funcionamiento. [23]

Dado esto, aumenta la percepción de que las empresas integren ordenadores que provean y procesen la información necesaria, en el momento justo y con la coordinación precisa.  Esto trae a colación, la eliminación de puestos de empleos que ya no engranan beneficios como estrategia de acumulación.  En la actualidad la noción "trabajo" comprendida por nuestro/as abuelos/as y padres no constituye las nuevas formas que exige la competencia.  Entonces...  ¿por qué insisten los gobiernos las instituciones públicas y privadas, los discursos neo-conservadores en una "ética del trabajo" que ya está siendo anulada?  Como bien exalta Rifkin(1996) y  me tomo el permiso de refrasear:  " la ausencia de trabajo se está evidenciando a pasos agigantados, llegó antes de que la sociedad estuviera preparada, tanto para el debate de lo inesperado como para plantearse propuestas activas, concretas, creativas y aplicables a nuestro entorno cultural y económico".  

Fin del Trabajo:  ¿Trabajar en qué?

Líderes conservadores y algunos economistas pronosticaban que la 3era revolución industrial; es decir : " el nuevo mundo industrial caracterizado por una producción automatizada a partir de la "high tech" , incremento en el comercio global y por una abundancia robótica"  (Rifkin, 1996 ; 23) generaría desempleo a consecuencia de la transición de estas nuevas formas de producir, pero que no habría que alarmarse ya que son meramente ajustes a corto plazo. Ante tanto optimismo, muchos/as trabajadores/as se mantienen dudosos/as  ante la realidad que ocurre día a día en sus escenarios de trabajo.  Según Rifkin (1996): "en los Estados Unidos las empresas suprimen más de 2 millones de puestos de trabajo al año" .  Entiéndase, que lo anterior descrito representa una cifra de una edición de prensa del International Labor Organization de 1994, entonces, si esto era  representativo para ese año, imaginemos ya en el 2001.

Es evidente que ya no hay que imaginarse nada, compañías multinacionales como:  Procter &Gamble, Hanes, SaraLee, Star Kist, Intel, entre otras,  han demostrado en estos últimos  meses los cierres masivos y sin opción de vuelta.  Bien lo señala Aranowitz (1998; 40-43) desde años anteriores, con los cierres masivos en los E.E.U.U. , entre losque se puede citar :  la AT&T (40,000 empleados/aas) durante el 1998 y para el 1993 Sears e IBM (despideron de 50,000 a 60,000 empleados/as).  Son cada vez menos los empleos a tiempo completo.  La economía actual ya no necesita que todos/as trabajemos.  La labor de muchos/as trabajadores/as por ejemplo:  " implica en la mera vigilancia, en la re-programación o reparación de sistemas automáticos".  Día a día las formas representativas del "trabajo" del Taylorismo y el Fordismo siguen restando tiempo y dinero.  Valga la aclaración, que no quiero decir que desaparecerán por completo, pero, son cada vez menos requeridos.  Por otro lado, en el caso de Puerto Rico (y no particular del mismo) va en aumento la transferencia de este tipo de fábricas a países donde existe poca o ninguna reglamentación pro-derecho de los/as trabajadores/as (Comité Nacional Laboral,1995).

Interesantemente, las nuevas tecnologías prometen la sustitución de la propia mente humana (a lo que yo personalmente me resito). La maquinaria automatizada, los robots, y los ordenadores sofisticados están realizando la mayor parte o hasta la totalidad de la tarea (Rifkin, 1996 ;25).  Es por eso que algunos  autores Gorz (1995) y  Rifkin (1996) pronostican en el "Fin del Trabajo" como :  la anulación de un "trabajo"  que aún ronda (y rondará por mucho tiempo) en la ética del pensar-actuar de los seres humanos".  ¿Qué hacemos ante esto?  ¿El futuro inmediato automatizará todo y no existirá ningún tipo de trabajo manual?  Algunos plantean que sí, yo vislumbro que siempre será requerible un trabajo manual, pero claro, mínimamente y no muy bien remunerado.[24] 

Proyecciones Actuales del Trabajo en Puerto Rico

Durante los pasados meses las noticias de los periódicos nacionales ventilaban a viva voz la debacle de los modos de producción de un sin-número de fábricas de capital externo manufacturero instaurado en la isla.  Entre los muchos titulares en "negritas" pude rescatar algunas muestras de lo que representa la situación actual de la economía en Puerto Rico.[25]   Interesantemente y a la vez irónico Muñiz (1996; 41) ya había planteado que :  " los acontecimientos en torno a la eliminación de las 936 por parte del Congreso USA han adquirido extrema velocidad y ya nadie duda que los años de vigencia de esos beneficios están contados.  Como diría un refrán de antaño:  "más claro no canta un gallo", la autora presentó y confirmó lo que es notable en la actualidad.  Las 936 se entán llendo poco a poco y con ellas se  van las ganancias billonarias anuales de $ 12,700,000,00 de dólares (Muñiz, 1996). 

     Ahora bien, la huída de capital externo mayormente reflejado en fábricas de manufactura decreta el fin de la 936.  Entiendo que el determinante que el gobierno actual quiere adjudicarle a la administración pasada por no legislar debidamente, no es tan causal.  El éxodo de las 936 hacia otros rumbos, parte del interés de las mismas de operar con mano de obra más barata y por que los incentivos que reciben en otros países resultan más atractivos (Lama, R., 2001).  Paradójicamente, se marchan aún habiendo establecido su permanencia en la isla hasta el 2005.  Las empresas protagonistas de los cierres no sólo está cerrando en Puerto Rico; todo esto forma parte de una problemática mundial.  El despotismo automatizado de esta era del postrabajo ventila:  "quítate tu pa' ponerme yo", no hay competencia más áspera que el poner en marcha métodos productivos basados en las últimas tecnologías.  Esto a su vez, exarceba que miles de trabajadores/as no puedan competir con el "justo a tiempo, la calidad y el rendimiento de gastos que avala la producción automatizada".

El Departamento del Trabajo en un estudio que realizó de las "Proyecciones del Empleo hasta el año 2005", indicó, que entre los años 1994 y 2005 se estima que el empleo total aumentará en un 30.1 %.  El sector manufacturero dentro del empleo total que refleja el  estudio , representará un alza de apenas un 3.3% (Gómez, 2001).  La mayoría de los artículos de prensa recopilados apuntan despidos masivos en importantes manufactureras con muchos años de residencia en la isla; veremos si el 3.3% reflejado en el estudio/pronostico del Departamento del Trabajo será una tendencia confirmada o si por el contrario descenderá más.

En suma a esto, sobre 10,000 empleos han sido desplazados y supuestamente la cifra seguirá en aumento (Bauzá, 2001 ;14).  Entre los cierres mas grandes se encuentran:  Star Kist (1,350 empleos en Mayagüez) ; Intel (1,360 empleos en Las Piedras) ; Playtex (670 empleos en Comerío) ; Hanes (320 empleos en San Sebastián) ; Mindy Lee (300 empleos en Bayamón) ; y Sun-Oil (300 empleos en Yabucoa).  Según el Sr. José Manuel Torres Méndez (director regional del sindicato de la costura. Textiles e industrial) : "las fichas están sobre el tablero", ya que el tratado de libre comercio ha determinado el futuro de nuestro país.  Añadió a esto, que en la década de los 70's Puerto Rico representaba cerca de 20,000 trabajadores y poco apoco con el pasar de los años, las fábricas fueron cerrando y mudando sus labores a países como: República Dominicana, México, Honduras, Guatemala, Nicaragua (donde los sueldos no dan ni para comprar la comida de la semana) [26].  Aseguró además, que la mayoría de los empleados que se perjudican de ese éxodo de capital son mujeres de mediana edad, con poca escolaridad, y  jefas de familia; quedándose desplazadas tras los cierres.

Consecuencias del Postrabajo en Mujeres Trabajadoras con menores Indices de Escolaridad.

La tónica de sucesos que enmarcan la vorágine que apenas comienza en la isla relacionado al cierre masivo de manufactureras , es alarmante en términos de la población laboral que representa los puestos en potencial desintegración además de los incentivos que obtenía la isla por hospedar capital externo y por el aumento voraz del desempleo repercutirá "en un rosario del aurora".  No pretendo sonar pesimista, pero es lo que se está cuajando día a día en los diarios locales.  Se escuchan fanfarrias de optimismo y solución por parte del gobierno actual, tratando de sustituir una (936) por otra (956).  Entiendo, que es la misma cosa pero con diferente disfraz.  Insisten en abonar la noción de "trabajo"y "superación" a través de una estrategia nostálgica de ese orden que hace rato se salió de sus manos.  Como diría Muñoz (1996), "se capitaliza sobre los tiempos posmodernos en un reelanzamiento del desarrollo que pretende seguir garantizando la acumulación de capital".  Un capital que compite diariamente con el "just in time, la calidad y la rapidez en el mercado global".  Los hombres y las mujeres quedan desbancados no por que carezcan del potencial para seguir "trabajando"sino por que ya no "funcionan"como estrategia de acumulación.  Paralelamente, los pocos puestos que sobrarán de la burocratización heredada del Taylorismo se pueden contar, no aquí, en otros países hermanos.

A partir de esto y en el caso del cierre actual pierden tanto hombres como mujeres.  Pero me interpela el hecho de que las mujeres llevan más las de perder.  Esto anterior lo sustento, ya que durante estos últimos años  más de 100 fábricas manufactureras han cerrado, donde en su gran mayoría las industrias de la aguja han perecido (Gómez, 2001).  Dentro de este sector predominaban un mayor porciento de mujeres trabajando.  Esto no quiere decir  que no hayan hombres trabajando en este sector, pero si es notable que la mayoría la han constituido mujeres.  Entonces…  ¿ Qué vamos a hacer con esa cantidad de mujeres desempleadas, jefas de familia y que han hecho de su "trabajo" una "ética de vida"?  ¿Dónde van a trabajar?  ¿Qué respuestas se están gestando?  ¿ Qué tiene que decir la Psicología Social-Comunitaria ante este panorama?  ¿Reflexionar y/o empoderar?  ¿Qué estrategias se están gestando mundialmente?  ¿Qué sería mejor/peor insertarlas en nichos como el turismo, fast foods, tiendas por departamento?[27]

¿Es Urgente Reflexionar y/o Empoderar? 

En el momento que planteo esta interrogante como posible tema principal del artículo, me transporté a un curso de Psicología Comunitaria a nivel graduado.  ¿Porqué?  Todo se debe a que le vi similitud con un artículo que se discutió en el curso, que lee como sigue:  Psicología Comunitaria:  ¿ Por qué no cerramos la brecha entre la teoría y la práctica? (Ortíz, 1992)  Me explico, comprendo que dentro de toda reflexión debe existir espacio y/o la probabilidad de desarrollar eso que se pensó en algo tangible.  A través de este cuestionamiento parte mi escrito:  ¿es urgente el "empowerment" de las mujeres puertorriqueñas en la era postrabajo?  Le coloco la tónica interrogante ya que habría que problematizar ante todo si el "empowerment" sería lo idóneo para lidiar con este asunto del desplazamiento laboral en mujeres con niveles menores de escolaridad.  También, para efectos de ubicación se hace imprescindible definir:  ¿qué tipo de empowerment?

Infiero que no es conveniente rayar en definiciones promovidas como lo señala Rifkin (1996; 294) por “gobiernos oportunistas y carentes de genuinidad en aras de bienestar y cambio”.  Ahora bien, ¿qué definición de "empowerment" seleccionaré que vaya a la par de los sucesos del momento histórico?  A su vez, que comprenda las variables que me urge trastocar.  Evidentemente, me urge definir si el "empowerment" hacia las mujeres sería una herramienta viable para solucionar a corto plazo la situación que les toca vivir a raíz de los cierres.

Es importante señalar, que no descarto que las propias mujeres no tengan la capacidad , la conciencia para salir adelante y para definir y re-definir sus metas.  Simplemente, a raíz de los sucesos económicos recientes, es importante que desde la Psicología Social-Comunitaria reflexionemos y construyamos alternativas que puedan de alguna forma acercarse a subsanar:  frustraciones, desesperos, en fin: fomentar formas alternativas de trabajo[28] (Rifkin, 1996; 291).  Sin embargo, todo esto suena muy bonito en definición:  ¿pero qué haremos para que el tipo de "empowerment" que le constituya sea en beneficio de las mismas y no para el propio      beneficio de quién lo subscribe?  Por tanto, hay que desarrollar malicia en cuánto a lo que se está gestando mundialmente como ejemplos de "empowerment" pro-mujeres.  Analizar minuciosamente si son aplicables al caso de Puerto Rico y si en realidad han tenido éxito.

Parto de la premisa, clarificando que las definiciones en torno a la categoría "empowerment" varía de acuerdo al contexto que se necesita hacer referencia.  La noción de “empowerment” psicológico es germana a las de locus of control, competencia y autoeficacia en la Psicología estadounidense.   Según Mehra (1997; 138) en el contexto de Mujer y Desarrollo el 'empowerment" incluye la expansión de las alternativas de la mujer y el aumento en las habilidades de las mismas en el ejercicio de tomar decisiones.  Afirma, que si se mejora el acceso de las mujeres a oportunidades económicas como el crédito y el empleo, esto a su vez expande su toma de decisiones.  Esto quiere decir que si la mujer está económicamente a salvo, las probabilidades de tomar decisiones aumenta:  ¿será siempre así? 

Fernando (1997; 155) plantea que el "empowerment' es conceptualizado como la creación de relacionarse institucionalmente, para de esa forma posiblitar (a la mujer) para que obtenga equidad económica, política y social.  Por su parte, Rappaport (1987; 17) define el "empowerment"como el control que ejercen los individuos sobre sus propias vidas, a la vez que participan democráticamente en la vida de su comunidad.  Serrano García (1984) en Ortíz (1992), apunta la importancia de los factores sociales y económicos y conceptualiza el "empowerment"como un proceso colectivo que debe desembocar en el desarrollo de una ideología alternativa y en la promoción del cambio social.  Albee (1986), por otro lado, impulsa una noción de "empowerment" colectivo dirigido a abolir la injusticia y la desigualdad.  Ante esto, Ortíz (1992 ;6) propone una reconceptualización del "empowerment" tomando en cuenta la complejidad de los diferentes fenómenos, definiéndolo de la siguiente manera:

     "el proceso por el cual los individuos, grupos, organizaciones, y comunidades desarrollan sentido de control sobre sus vidas, que les permite actuar eficientemente en el ámbito público permitiéndoles tener acceso arecursos y a promover cambios en sus contexto comunes ".

En base a las definiciones expuestas, es imprescindible que dilucide cuál concepto de “epowerment” iría a tono con los sucesos económicos en la isla.  ¿Sería ventajoso proponer una intervención individual o grupal de acuerdo a lo que urge trastocar?  Infiero que es importante involucrarse activamente en trabajos que, de alguna forma, faciliten el proceso de “empowerment” es vez  de esperar que ocurra.  Por esto retomo la proposición de Ortíz (1992), específicamente, “la que facilita el cambio y bienestar a favor de las personas y grupos oprimidos”.  Yo creo que las mujeres necesitan ser organizadas y empoderadas para que encuentren alternativas a las habitualmente conocidas y promovidas por las estructuras sociales; pese a la desesperanza de muchos/as intelectuales del país.

A continuación presentaré algunos ejemplos que pueden ilustrar iniciativas de “empowerment”en diferentes países. En primer lugar, expondré dos proyectos puertorriqueños que han desarrollado servicios para comunidades y personas desventajadas económicamente.  Los mismos son el Proyecto Galateo y el Taller Amapolas.  Básicamente, sus objetivos giran alrededor del desarrollo integral, cultural, educativo, y económico para una mayor autonomía entre las/os participantes (Torres, 1996).  El Proyecto Galateo surge bajo el auspicio de la Administración del Trabajo y la Junta Asesora.  A su vez, compuesta por mujeres feministas representando organizaciones y agencias de servicio.  El programa ha servido de adiestramiento y servicios a alrededor de 60 mujeres, quienes han logrado seguir estudiando en diferentes centros universitarios del país.  Entre sus logros más sobresalientes se pueden citar [29]:  (1) sentido de logro, de capacidad ; (2) de mejorar la auto-estima y de manejo de situación como jefas de familia, (3) así como el desarrollo de solidaridad con otras mujeres. 

Por otro lado, el taller Amapolas es una Corporación sin fines de lucro, que intenta reclutar personas desmpleadas y residentes de la comunidad, con el fin de que presten servicios voluntarios para el bienestar de la misma.  Este grupo de trabajo, cuenta con grupo de apoyo y respaldo de las hermanas del Sagrado Corazón.  Para el 1993 el Taller Amapolas, creó una empresa comunitaria propiedad de trabajadores.  También surgió otra empresa llamada:  Sabor y Arte Boricuas Inc, ésta, produce comidas criollas congeladas para vender y está ubicada en la carretera #3 km 119.3 en el Bo. Bajos de Patillas.  Al momento desconozco si ambos proyectos siguen vigentes, a pesar de eso, los mismos repesentan iniciativa de “empowerment”.

En segundo lugar, otro ejemplo que ilustra intervención por “ empowerment” es el caso de Self  Employed Women’s Association (SEWA), ésta se originó en Ahmedabad en el estado de Gujarat en India para el año 1972.  La organización surge bajo influencia de las enseñanzas gandianas de la autosuficiencia (Mehra, 1997;140).  SEWA consta de 3 movimientos estratégicos de auto-empleo:  “ movimiento de trabajadores, cooperativas y el movimiento de mujeres”.  En el caso particular de las mujeres, han creado apoyo económico para facilitar la provisión de servicios financieros, no-financieros, de desarrollo empresarial; esto a su vez tramitado a través del Banco Cooperativo de SEWA.  Entre otro de los servicios que provee SEWA puedo citar que: “ son intermediarios para que las mujeres obtengan préstamos gubernamentales, provee adiestramientos en cuidado animal y otros aspectos del diario vivir (Id, 1997 ;140).  En suma a esto, SEWA ayuda a las mujeres en una gran variedad de industrias para aumentar destrezas en mercadeo y enlace.  Añado a esto , que SEWA ayuda asus participantes a organizarse,  a definirse y entender sus problemas; identificando soluciones y demandando acción hacia las autoridades.

Para el 1994 el 40% de las participantes de SEWA eran mujeres.  Actualmente, los servicios de SEWA incluyen tutorías, educaciión, adiestramientos para conseguir empleo, cuidado médico e investigaciones a través de publicaciones, revistas y videos.[30]  Paralelamente, Fernando (1997; 160) plantea que en el caso de Bangladesh, las organizaciones sin fines de lucro guardan un lazo potencial con el gobierno.  Estas son las que se encargan de empoderar a las mujeres que ahnelan desarrollarse económicamente.  Insiste el autor (1997; 160) que las organizaciones sin fines de lucro con énfasis en empoderar las mujeres para el desarrollo de micro-empresas, sirven de mediadores para seguir fomentando relaciones entre el estado y la sociedad de acuerdo al desarrollo imperativo; en donde el estado continua manteniendo su dominio sobre la sociedad.  Otro dato importante, es que una gran porción del crédito dado a estas micro-empresas son controladas por hombres, de ese modo, deafía los reclamos del empowerment basado en el desembolso de préstamos.  Por tanto, Fernando (1997 ;177) recalca que es ilusorio pensar y decir que la mera visibilidad de la mujer hacia programas de micro-empresas y de la oportunidad en la toma decisiones, es una desinteresada de parte de las instituciones.

Continua su exposición, afirmando que esta iniciativa aumenta la presión de la mujer en mantener esas relaciones instucionales, asegurando no solo el pago del préstamo sino la sobrevivencia de la familia.  Estos ejemplos demuestran como se ha trabajado con el   “empowerment” en diferentes países.  Evidentemente, cada intervención tiene sus pro y sus contra.  En elcaso del Proyecto Galateo la intervención del estado es más que evidente, ya que reciben fondos directos del gobierno, esto implica unas reglas y procedimientos a seguir.  Esto mantiene una camisa de fuerza hacia las organizaciones de dependen de estas ayudas. Por otro lado, el Taller Amapolas representa el desarrollo de empresas comunitarias para la creación de empleos hacia mujeres jefas de familia que necesitan remediar su situación económica.  Las limitaciones que van de la mano, es que muchas veces estas empresas necesitan una estrategia de mercadeo y de venta agresivas par el éxito de us empresas; en la mayoría de los casos no cuentan con las estrategias (Torres,  1996).

Interesantemente, el caso de SEWA es lograr la autogestión de las mujeres pobres de su país (como uno de sus componentes), a través de ayudas financieras, adiestamientos, alfabetización, entre otros aspectos.  A pesar de que esta iniciativa aparenta ser un éxito en la India me acojo en cierto sentido a la postura de Fernando (1997), ya que estas relaciones siguen reproduciendo las formas tradicionales de mercado y de adquisición de riquezas para unos, mientras otros/as siguen en la miseria.  Ahora bien, ¿éstos ejemplos pueden servir de puente para desarrollar en Puerto Rico iniciativas de trabajo alternativo en mujeres trabajadoras con índices menores de escolaridad?  Algunos autores apuntan que sí, claro, siempre y cuando qué tipo de empowerment y desde que escenario se esté trabajando.  Me explico, un tipo de trabajo que se redirija hacia fines constructivos y alternativos de por si.

Hacia la Autogestión / Propuestas a Considerar

Esta sección presentará en concreto propuestas de diversos autores que ilustran iniciativas a considerar como nuevos campos de actividad hacia la población que se queda desplazada tras los cambios abruptos de la Economía de Mercado.  De esta forma, presentaré como el  “empowerment” que propuse en la pasada sección se ejemplifique mejor.[31] Utilizaré las propuestas de Gorz (1998) ; Rifkin (1996) ; Gobierno de Puerto Rico (2001) ; y de forma muy breve el  movimiento “ Time Dollars “ (1998) y (2001),  para que sirvan de opciones a raíz del  desplazamiento de mujeres trabajadoras con menores índices de escolaridad.  Gorz (1998; 11) nos sugiere que una forma de “empoderarlas” sería que el “trabajo construido por la Modernidad pierda su lugar central en la conciencia, el pensamiento, en la imaginación de todas.  Pero…  ¿cómo van a comer sin un empleo que devenga dinero?  A la misma vez…  ¿en qué van a tabajar?  Por eso mismo han sido desplazadas, ya que las empresas manufactureras han abolido puestos. Las industrias manufactureras se han marchado de Puerto Rico buscando mano de obra mas barata y en menor cantidad. También, por que los incentivos que reciben en otros países son más atractivos.[32]  Según el pronóstico del Profesor Catalá, estos sectores desplazados (mujeres) obtendrán un trabajo que paga menos que el anterior y en la mayoría de los casos a tiempo parcial y sin beneficios marginales. 

A consecuiencia de lo anterior, bien valdría la pena acoger la propuesta de Gorz (1998; 11), pero, si le añadimos que los gobiernos e instituciones privadas sean dirigidas al financiamiento de formas alternativas de trabajo (Rifkin, 1996; 291). Siempre y cuando no deseen aumentar vigilancia policíaca en cada esquina, ni que opten por construir más cárceles para encerrar la población criminal que irá día a día en aumento (Id, 1996; 291).  Con el financiamiento de formas alternas de "trabajo" me refiero al desarrollo serio y formal del 3er sector.  ¿Qué es el Tercer Sector?  El Tercer Sector según lo define el autor(1996 ; 291) son : " organizaciones sin fines de lucro, que cubren las necesidades que no están garantizadas por la Economía de Mercado y por el Sector Público" .  En el caso de Puerto Rico, serían organizaciones como: CAPEDCOM, SAN JUAN NEIGHBORHOODS, TALLER AMAPOLAS, PLAYA PLAYITA EN SALINAS, entre otros. 

Según Rifkin (1996; 296) , es sólo a través de comunidades fuertes y autosuficientes, las personas de x país (en este caso P.R.) podrán soportar las consecuencias de la 3era revolución industrial y de la globalización de mercado.  Para lograr transformar y ayudar a estas mujeres desplazadas en una fuerza efectiva, el gobierno deberá de servir de apoyo en la transición.  Para obtener eso, es importante legislar para que millones de personas desempleadas permanentemente, puedan conseguir un trabajo útil en el 3er sector, con la finalidad de ayudar a la reconstrucción de sus vecindarios e infraestructura locales.  A ésto es lo que le llama Gorz (1998; 84-85) "actividades de cuidados, de ayuda mutua que tejan una red de solidaridad y relaciones sociales en el barrio o en el municipio, reparando y autoproducierndo objetos y alimentos".

Otro punto importante para lograr la seriedad hacia el 3er sector es: "tomar iniciativa en conseguir a personas que aunque su trabajo formal sea en la economía de mercado, utilize parte de su tiempo libre a actividades del 3er sector" (Rifkin, 1996; 298).  Gorz (1998) hace un llamado a través de este discuso a un cambio de la autogestión del tiempo de trabajo a la autogestión de la vida.  En otras palabras, una pos-ética del trabajo que trate de fomentar en las personas que aún quedan empleadas deseos de ofrecer parte de su tiempo en reunirse y brindar servicios que actualmente los gobiernos no frecen o si los ofrecen son en gran medida mediocres.  Ante esta iniciativa, los gobiernos se inclinaran a creer verdaderamente en el desarrollo del 3er sector como alternativa a las consecuencias de la bien llamada 3era revolución industrial. 

¿Cómo los partidiarios del Tercer Sector lograrán los dos puntos anteriores?

El primer punto, se consolidará si el gobierno federal y estatal consideren la posibilidad de crear salarios sociales, como alternativa a los pagos y beneficios de la Asistencia Pública (para las mujeres desplazadas que estén dispuestas a ser re-educadas y empleadas en el tercer sector).  Este dinero provendrá de ahorros producidos por la sustitución gradual de la burocracia sobre la cual sustenta la asistencia pública, por pagos directos a las personas que pueden estar realizando trabajos para la comunidad.  También, si se eliminara los costosos subsiduios a las empresas que operan en diferentes países del mundo (multinacionales), esto liberaría suficientes fondos para garantizar un salario social para todas/os (Rifkin, 1996; 300).  Otra sugerencia es, recotando los innecesarios programas de defensa (ahorrándose 63 millones) y aportándolos para la creación de un salario social[33] a millones de trabajadoras/es desplazados/os.  Por último, el autor (1996; 311 ) sugiere que la forma más equitativa y óptima al desarrollo del 3er sector es imponiendo impuestos a las personas sobre lo que consumen de la sociedad en lugar de hacerlo sobre el ingreso de las personas.[34]

Por otro lado, el segundo punto se logrará si se reduce los impuestos por cada hora de trabajo voluntario cedida a las organizaciones legalmente certificadas con exenciones fiscales[35].  Esto sirve de incentivo para que las personas dediquen una mayor hora de su tiempo libre al voluntariado y obtenga a la vez servicios que son mejor atendidos por el 3er sector.  Ahora bien, esta propuesta de Rifkin (1996) es muy intereante y organizada y hasta posible de realizar en el caso de Puerto Rico.  Pero como toda novedad, posee unas desventajas, ya que en Puerto Rico (desconozco si en otros países) no existe una política pública afirmativa hacia el fortalecimiento del 3er sector.  El presupuesto de muchas organizaciones sin fines de lucro, son una miscelánea (CAPEDCOM, 2001) de todas las plataformas de re-inversión en la comunidad de la empresa privada.  Añade a esto, que a la hora de otorgar donaciones o fondos de inversión, tratan a estas organizaciones como:  “gente con problemas de cédito a los que hay que requerirles más de 20 papeles, documentos, seguros y garantias”.  Aprobando solamente una minísima fracción, para no arriesgarse a que fracasen en la administración de ese dinero.  Esta es la mayoría de la mentalidad que ronda, de esa forma jamás y nunca la propuesta del 3er sector como alternativa de solucionar y atender malestares sociales se desarrollará a cabalidad.

Otras Propuestas a Considerar

Por su parte el Gobierno de Puerto Rico ante la situación que atraviesa el país, presentó 9 medidas legislativas con el propósito de atender el problema de la pérdida de empleos a consecuencia del cierre de muchas manufactureras (Bosque, 2001).  Estas legislaciones crearon planes de acción a corto y a largo plazo que le brinda alternativas al gobierno.  Insistió el legislador Pérez (quién presentó la propuesta) que con las medidas legislativas podría detener el problema de fugas de fábricas y la pérdida de empleos.  Entre los proyectos que presentó, citaré los siguientes: 

 -fondo especial de crédito salariales disponibles para las empresas que recluten el personal    desempleado por fábricas 936, que hayan cerrado durante los pasados 12 meses.

 -enmienda al Código de Rentas Internas de la 936

- enmienda a la ley de incentivos industriales para que las industrias hospedadas en Puerto Rico puedan deducir de sus ingresos gastos de adiestramientos y obtener créditos por investigación y desarrollo.

 -incentivar banca comercial para proveer préstamos a empresarios locales y a la gerencia de empresas que estén interesados en continuar operando las fábricas que cieran operaciones enla isla.

Las altenativas propuestas anteriormente, fueron publicadas en un diario local para la fecha del 28 de enero de 2001. Después de esto, el aumento en cierres fue más que evidente. ¿Qué pasó con estas legislaciones?  ¿Por qué siguen insistiendo en una estrategia de acumulación que hace rato se ha anulado?  Seamos nosotros/as los/as mejores jueces/as…

Particularmente, la propuesta del Time Dollars y/o Community Centers es otra opción a formas alternas de "trabajo" no representativo de la Economía de Mercado.  Esta estrategia no es reciente, la misma tomó forma durante los años 20 en Alemania, desarrollado en diversas formas en los E.EU.U. y en Europa (Gorz, 1998; 113).  El Time Dollars (conocido así en los Estados Unidos) responde de una manera potencialmente radical a la imposibilidad de vender su fuerza de trabajo en la que el desempleo pone a masas importantes (para efectos del artículo interpela las mujeres trabajadoras con menores índices de escolaridad).  Esta propuesta es como volver al trueque, pero sin inconvenientes, ya que esta relación se representa por medio de una moneda trabajo que permite cambiar cualquier prestación o producto , por cualquier otro.  Pero en este caso, no es como el dinero, es una prestación/intercambio de servicios por otros.  Esto a su vez, no anula la moneda, ni el mercado, pero, sí anula el poder del dinero y las ciegas leyes del mercado[36]. 

Evidentemente, esta última propuesta es sumamente radical en comparación con las anteriores.  El puesto en marcha "Time Dollars" no pretende servir para la apropiación privativa del bien común.  Limita la propiedad privada y el poder de compra de cada uno, mientras que el dinero, al permitir enriquecimiento posibilita al rico "poseer" mas allá de sus necesidades y de su capital.  Ante esto, los más fieles defensores del "Time Dollar"consideran este sistema como uno que  fomenta la justicia social, no más dependencia, no más vecindarios y comunidades desventajadas, no más desmpleados abolidos por el Mercado Global.  Claro está, la viabilidad de un círculo como este depende en gran medida de su rapidez de arranque.   Por tanto, es imprescindible un computador conectado a la red , un teléfono, una contestadora y un equipo de trabajo comprometido, agresivo y dispuesto a entregarle alma y corazón al desarrollo de esta empresa.  A través de la red rescaté un sin-número de ciudades y países que están conectados y comprometidos con salir adelante y luchar por tener el alcanze a todos los servicios básicos, de educación , y de gustos en general que el ser humano añora poseer.  Algunos de los centros en que ha funcionado estas tipos de cooperativas de intercambio son los siguientes: Center for New York, Time Dollar Org, Community Empowerment Designs & Enterprises, Group Dan Dan (Japón), Benwell Hourbank (Inglaterra) entre otros.

Apuntes desde la Psicología Social-Comunitaria

En fin, las propuestas anteriores no son las únicas que pueden ser consideradas como opciones de transformación actual, creo que no son recetas certeras que encaminen los sucesos económicos actuales.  Pero sí, son propuestas que pueden ser modificadas de acuerdo al contexto de cada país y de la necesidad que aflore en específico. Para el caso particular que me interpela, es imprescindible la movilización de estas mujeres tanto como grupo desplazado como dentro sus intereses y necesidades como sujetos.  No puedo sugerir una intervención por "empowerment", mirando solamente la problemática que enfrentan como grupo social y de género.  Necesito abordar más allá, identificar sus necesidades particulares, de qué contextos provienen, quienes de ellas poseen más educación escolar y quienes no.  En resumidas, la hipótesis que da inicio al artículo es de por sí compleja, ya que conceptualmente puedo sugerir innovaciones maravillosas , pero que hay de cuando haya que ejecutar eso que se pensó y se reflexionó en la praxis.  Es importante que se desarrollen propuestas efectivas, que vayan a la par de las necesidades de la población que nos urge impactar.  Yo puedo plantear desde el pupitre de un aula universitaria que es imprescindible el "empowerment" hacia estas mujeres, por que entiendo que son un sector desventajado y con probabilidades de sucumbir, tal vez más que yo que estoy completando una maestría; pero tal vez no .  Es por eso, que mi interés de problematizar este dilema, me hizo revisar diferentes perspectivas que no había considerado.[37] 

Entiendo, que en este caso es urgente empoderarlas , no por que carezcan de la capacidad y claridad de entender los sucesos que le rodean, simplemente, por que han hecho de su vida una autogestión del  "trabajo" construido por la Modernidad.  Por que el aparato del estado es tan grande y tan persuasivo, que genera nociones a través de los siglos, a través de los años haciéndonos pensar que la única manera de echar pa'lante es inmersa en él.  Finalizo, retomando una frase de Rifkin (1996; 335) que me gusta mucho y me hace reflexionar mi rol como futura psicóloga (tal vez suene utópica) de aquí en adelante: "el final del trabajo podrá señalar el principio de una gran transformación social, el renacimiento del espíritu del hombre/mujer". Ante esto, me atrevo añadir:  "cada psicólogo/a ,cada organización cada entidad pública y privada  le toca hacer algo, trascendiendo banderías políticas, sensibilizándose ante la situación y desatando egos oportunistas para así lograr un bienestar que como dice Bennedettti (CAPEDCOM, 2001) nos mantendrá caminando".

Referencias:

Albee, G. (1986):  Powerlessness, Politics and Prevention. Paper presented at the annual      meeting of the American Psychological Association, Washington, D.C. 

Aranowitz, S. (1988): “ The Post-Work Manifesto” en S. Aranowitz & Cutler (eds.), Post-      Work. The Wages of Cybernation.  New York: Routledge.

Bauzá, N. 23 de marzo de 2001, Panorama sombrío en el Mercado Laboral. Primera Hora.

Benson Arias, J. (1996): Posfordismo: Puerto Rico-USA.  Bordes 3.

Bosque Pedro. 28 de enero de 2001, Presentan Legislación sobre el Cierre de Fábricas.      Primera Hora.

Braverman, H. (1987):  Trabajo y Capital Monopolista:  la Degradación del Trabajo en el     siglo XX.  México:  Nuestro Tiempo.

Capedcom (2001, enero).  Somos el Tercer Sector, no el Tercer Mundo, p.2.

Centro de Estudios, Recursos y Servicios a la Mujer (1994): Género y Mujeres      Puertorriqueñas. Universidad de Puerto Rico:  Río Piedras.

Departamento del Trabajo (1999): Participación Laboral de la Mujer en la Fuerza Laboral    San Juan, PR:  Pantoja, José. 

Fernando, J. (1997): Nongovermental Organizations, micro-credit and empowerment of     women. Annals of the American Academy, 37 (300), 150-177.

García, T. (1995):  Sociología de la Psicología:  Determinantes Sociológicos de los      Orígenes de Psicología Industrial. Tesis Doctoral, Universidad Complutense, Madrid.

García, T. (2001):  La Psicología Industrial/Organizacional (PI/O) ¿Para qué? o Apuntes     sobre la historicidad de la PI/O para un análisis discursivo en la era postrabajo, en     proceso.

Gómez Antonio.26 de febrero de 2001, En un Hilo la Industria de la Aguja. Primera Hora.

Gómez Antonio.26 de febrero de 2001, Empobece el Empleo: decae el Mercado Laboral tras     los cierres. Primera Hora.

Gorz, A (1995):  Metamorfosis del Trabajo. Madrid: Editorial Sistema.

Gorz, A (1998):  Miseria del Presente, Riqueza de lo Imposible. Buenos Aires: Editorial     Paidós.

Lama, Rafael.1 de abril de 2001, Despidos con Clase. Revista Domingo El Nuevo Día.

Mehra, R (1997):  Women, empowerment, and economic development. Annals of the     American Academy, 37 (300) 136-149.

Muñíz, M (1996):  De Levitown a Encantada: más allá de las 936. Bordes 3.

Ortíz, B (1988):  Psicología Comunitaria:  ¿Por qué no cerramos la brecha entre la      Teoría y la Práctica? Revista Puertorriqueña de Psicología 5 (1).

Ortíz, B (1992):  “El empowerment como alternativa teórica para America Latina”      en proceso.

Rappaport, J. (1987):  Terms of Empowerment/Examples of Prevention of Community     Psychology. American Journal Community Psychology 15, 12-148.

Rifkin, J (1996):  “El Fin del Trabajo”:  Nuevas Tecnologías contra Puestos de Trabajo:      El Nacimiento de una Nueva Era. Barcelona:  Editorial Paidós.

Torres, N (1995):  Reunión de Mujeres:  Trabajo Comunitario en Puerto Rico. Mujeres     en el Caribe:  Desarrollo, Paz y Movimientos Comunitarios. Colón y Fabián: Editoras.  


Notas:


[1] Este trabajo pretende ser punto de partida de lo que pronostico desarrollar en mi Tesis de Maestría para el área de Psicología Social-Comunitaria.

[2] Esto supone bienes y servicios que se producen y mercadean para que puedan compertir “eficientemente” a nivel internacional.  Esto se funda dada la aceleración del desarrollo tecnológico, la automatización y el incremento de la productividad.  Ver en detalle (Rifkin,1996;Cap.1).

[3] Se discutirá en :  Proyecciones Actuales del Trabajo en Puerto Rico, más adelante.

[4] El hecho de que una persona  esté desempleada, no quiere decir que no esté realizando una serie de tareas que le aseguren su subsistencia y la de sus dependientes.

[5] Nueva generación de sofisticadas tecnologías de las comunicaciones y de la información irrumpen en una amplia variedad de puestos de trabajo.  Nuevo mundo industrial caracterizado por una producción automatizada a partir de elementos de alta tecnología, fuerte incremento en el Mundo Global y una abundancia de material sin precedentes.

[6] Empleos que tomaron  auge a partir del Desarrollo Tecnológico que dió pie la 2da Guerra Mundial.

[7] A pesar que el artículo se centra enla problemática de mujeres, no pretendo excluir el hecho del descenso dramático en el que los hombres acarrean.

[8] Esto se debe a que estamos experimentando una acumulación capitalista intensiva de nuevo orden y competitividad, este se caracteriza por mayor flexibilidad salarial y la extensión de empleos temporeros y parciales en el Mercado de Trabajo.  Ver Benson Arias, J.  (1996):  Posfordismo:  Puerto Rico-USA.  Bordes, 3.

[9] Entiéndase que el concepto  Modernidad en este escrito se refiere a la época en dónde  los modos de producción surgen a través del Capitalismo Fabril.  Para efectos de ubicación el concepto Modernidad es muy amplio y me urge hacer la distinción del momento histórico que pretendo hacer hincapié.

[10] Gorz André, (1995):  La Metamorfosis del Trabajo; ver en detalle.

[11] Por ejemplo:  la sociedad entomológica, la sociedad de floricultura, la sociedad histórica, y la sociedad matemática. Tomado de García Tania (1995):  Sociología de la Psicología:  Determinantes Sociológicos de los Orígenes de la Psicología Industrial.   Disertación doctoral.

[12] Como Taylor muy bien señala, la Gerencia Científica requirió un cambio psicológico abrupto (Braverman, 1987).

[13] Ver en detalle:  Gorz André, (1995):  Metamorfosis del trabajo

[14] Entiéndase al "nuevo trabajo"

[15] Según García (1995):  "la línea se basó en el principio de montaje por añadidura de piezas.  El trabajo estaba regulado mecánicamente de manera exterior al obrero, por la velocidad del transportador que pasa delante del obrero.

[16] Producción intensificada de un tipo de producto ; Modelo T.

[17] Retomo el concepto original del término expuesto en:  García Tania (2000):  La Psicología Industrial/ Organizacional (PI/O) ¿Para qué?  O Apuntes sobre la historicidad  de la PI/O para un análisis discursivo en la era postrabajo.

[18] Ver en detalle:  ' Antecedentes claves de la concepción Toyota'  en: ( Coriat, 1998 ; 28-29)

[19] Fábrica Mínima; (Coriat, 1998; 23)

[20] Sobreefectivo:  exceso de empleados en relación con el nivel de demanda solvente y efectivamente despachada. (Coriat, 1998; 23)

[21] Características distintivas del Toyotismo:  (1) menos mano de obra; (2) más cualificación en torno a los trabajadores; (3) empleo de por vida; (4)salario por antigüedad; (5) sindicalismo de empresa  o cooperativo/ comprometidos a través de una declaración de cooperación un tipo de carta-compromiso que une a los participantes).

[22] Se constituye la economía de libre empresa

[23] En Japón, NIKKO Research estima que mas de un millón de empleados "sobrantes" en las empresas japonesasm que podrían ser sustituidos a partir de procesos de reingeniería y mediante el empleo de Nuevas tecnologías de Información.  Ver en Rifkin Jeremy, (1996; 136 ):  El Fin del Trabajo.

[24] Señala el Prof. Catalá  para el periódico Primera Hora ( 26-02-2001):   "estamos viviendo varias tendencias, una de ellas es que se ofrecen plazas en el sector de servicios modesto (venta de comidas rápidas, centros comerciales) relativamente mal remunerados comparativamente con los que se están perdiendo en la manufactura.  Los beneficios de estas plazas son pobres e inexistenetes y son en muchos casos empleos temporeros o inestables, lo que pone en peligro los derechos para la seguridad social.

[25] Vea el Nuevo Día:  "Se esfuman los empleos de manufactura" (5 de  diciembre de 2000); "Inalcanzable la meta de los 200 mil empleos" ; (30 de enero de 2001); "Sara Lee cierra 3 fábricas y despide a miles" (8 de diciembre de 2001); "Golpe bajo para la industria manufacturera" ; (8 de febrero de 2001); "La Gobernadora anticipa más cierres empresariales" (8 de febrero de 2001); "En picada la economía del oeste" (17 de marzo de 2001); "Empeora la situación económica " (22 de marzo de 2001); "Adiós a 375 empleos" (22 de marzo de 2001); "Previsto el fin de Sun-Oil" (23 de marzo de 2001); "Panorama sombrío en el Marco Laboral" (23 de marzo de 2001).

[26] Gómez, A,. (2001):  En un filo la industria de la aguja manufacturera".

[27] No pretendo desvalidar las labores de los puestos citados, simplemente me cuestiono la veracidad y estabilidad que puedan proveer  los mismos.

[28] Se retomará en profundidad en :  Hacia la Autogestión/Propuestas a Considerar; más adelante.

[29] Esto a pesar de la lentitud de los procesos burocráticos en la Administración de Derecho al Trabajo.

[30] Esto anterior sirve de ejemplo de una organización “ independiente” que ayuda a desarollar servicios para mujeres y organizar cooperativas.

[31] Ver definición en:  ¿Es urgente reflexionar y/o empoderar?  p.14

[32] Interesantemente, las industrias que abundan más en la isla (en la actualidad), son las de materia ‘high tech’, concentrando sus labores en una élite profesional cada vez mas multifuncional.

[33] Dinero que recibirán a cmbio de su desempeño en la comunidad.

[34] Rifkin, Jeremy (1996):  Cap.17

[35] Salario Fantasma

[36] Accese:  www.timedollar.org/toolbox; para más información.

[37] El caso que plantea Fernando,Jude (1997) en Bangladesh


 [VGC1] Esto quiere decir que estas pocisiones no necesitan un nivel superior de educación.

 [VGC2]Puestos que han sido sustituidos en grandes proporciones por la automatización y ya no requieren de muchas personas en dichos puestos , ya que con la maquinaria es más rápido y menos costosos.

 [VGC3] La defino como apunta Gorz (1998):  "la intensificación de la competencia en todos los mercados de todos los países para legitimar cualquier cosa:  la disminución de los salarios reales, el desmantelamiento de las protecciones sociales ,la explosión del desempleo, la precariedad de todos los empleos, el deterioro de las condiciones de trabajo, etc.